Restaurante El Gallo Azul

Restaurante El Gallo Azul. 2013
Jerez de la Frontera.


Situado como remate de manzana en una de las avenidas más populosas de Jerez de la Frontera, el restaurante El Gallo Azul ocupa un edificio de forma circular y de carácter histórico, construido por el arquitecto Aníbal González a principios del siglo XX, y que gracias a su posición y forma ha terminado por convertirse en uno de los símbolos más reconocibles dentro de la ciudad. En cuanto al restaurante, se trata de un local con numerosos elementos de interés (carpinterías de madera, solerías, techos artesonados), que tras diferentes intervenciones habían quedado parcialmente ocultos o desfigurados.

 

La intervención consistió en limpiar y reconocer esos elementos singulares, en eliminar todos los añadidos decorativos que se habían colocado en las últimas décadas y vaciar al máximo los espacios, para sacar a la luz la potencia de las formas curvas y del diseño original de huecos y carpinterías. Un proceso de sustracción antes que de adicción, en el que resultan fundamentales dos aspectos: por un lado, la colocación de un nuevo mobiliario, más sobrio y discreto, que no compitiera con los tallados de madera originales. Y por otro lado, la elección de un sistema de iluminación que añadiera un cierto carácter escultórico y objetual al espacio del comedor en planta primera, complementando a la vez ese carácter historicista que se quería volver a revelar.